Un postre top: Brownie con helado de turrón

Un postre top: Brownie con helado de turrón

turrón de mazapán al brownie Picó

En Turrones Picó te animamos a que pruebes nuestro nuevo turrón al brownie, y si quieres sorprender a propios y extraños con un super postre, ¡combínalo con helado!

Te recomendamos el helado de vainilla o el de turrón, del cual recuperamos en esta receta fácil y asequible. 

Se trata de una reinterpretación de uno de los postres más emblemáticos del recetario universal, adaptado a un estilo de vida en el que, lamentablemente, no sobra el tiempo para cocinar.

La conocida como cocina dulce está de moda. El consumidor aprecia una experiencia gastronómica de principio a fin… y recordará ese postre, el broche final con el que cerró esa cena o esa ocasión especial.

Fresas con nata, tarta de queso, flan, natillas, Tarta Sacher o brownie son unos clásicos para deleitar a tus invitados tras un buen banquete, y aquí tienes una sugerencia realmente sencilla.

¡Ahí va, toma nota!

Cortas a trozos rectangulares la pastilla de turrón al brownie, lo calientas un poco y rematas con una bola de helado de turrón. ¡Un contraste frío-calor espectacular!

Y lo mejor, un postre que harás en un periquete

Además, nuestro turrón al brownie es sin gluten, una opción muy a tener en cuenta para visitas inesperadas. ¡Una pastilla en la despensa te salva en cualquier momento!

Turrón al Brownie de Turrones Picó. Sin gluten.

Y es que el brownie gusta. De hecho, lleva más de un siglo enamorando, a partir de una receta original atribuida a un despiste culinario. ¡Cosas de la vida!

Así como la fideuà surgió porque a un cocinero se le olvidó el arroz y echó fideos a la paella, en el brownie se atribuyen distintos ‘descuidos’.

La versión más extendida explica que una señora de Maine (EEUU) olvidó agregar levadura a su pastel de chocolate.

Aquella elaboración no se ‘levantó’, pero esta singular repostera quiso defender su particular tarta y, ni corta ni perezosa, sirvió en trozos aquella tarta plana.

Otra versión cuenta cómo un afamado chef de Boston añadió, por error, chocolate derretido a un lote de galletas. Otras fuentes aseguran que el brownie nació porque un repostero se quedó sin harina para su tarta de chocolate…

Como ninguno de nosotros estaba allí para confirmarlo, simplemente nos quedamos con su sabor a chocolate tan especial, intenso y apto para todos los públicos.

Sea como fuere, donde sí hay más consenso es en el porqué de su nombre. El brownie debe su nombre a su característico color marrón oscuro.

Un auténtico postre crush. ¡A disfrutarlo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

©Copyright Turrones Picó 2017.